¡No más jaulas para los conejos europeos!

El conejo domesticado ha mantenido la mayoría de sus comportamientos silvestres naturales y los sistemas de ganadería intensiva tienen implicaciones severamente negativas para el bienestar.

Espacio y altura inadecuados

Spanish rabbits in barren battery cages.jpg

Los conejos de engorde en la UE son típicamente enjaulados en un espacio de 450 a 600 cm2 por grupo; esto es menos que el área de una hoja de papel para escribir típica A4. El espacio funcional disponible para los conejos de engorde alojados en jaulas en pequeños grupos es insuficiente para permitir sus actividades y comportamientos normales, tales como saltar, correr y jugar.

Una jaula típica para una hembra adulta en la UE tiene de 60 a 65 cm de largo, 48 cm de ancho y de 30 a 35 cm de alto. Esto significa que los conejos no pueden moverse normalmente o adoptar posturas habituales como estirarse, sentarse y ponerse de pie con sus orejas erectas (postura de vigilancia típica de la especie), erguirse, girarse confortablemente y saltar. La falta de ejercicio también puede conducir a la fractura de huesos.

Ambiente sin estímulos ni enriquecimiento

Los conejos son criados en un entorno árido excepto por un bebedero y un comedero y son alimentados con pienso. Dicho entorno ausente de estímulos no permite sus comportamientos naturales como: escavar, buscar alimento y esconderse, lo que conduce al desarrollo de comportamientos anormales como un excesivo aseo y roer o mordisquear repetitivamente la jaula. Las hembras de cría que no están amamantando pueden sufrir también de hambre ya que se mantienen a menudo con una dieta restringida.

Falta de interacción social

Los conejos son animales sociales que viven en grupos estables. Las agresiones serias son raras una vez que se ha establecido una jerarquía estable.

Los conejos de engorde a menudo son alojados a pares o en grupos, pero las hembras y machos de cría se mantienen habitualmente en jaulas individuales, denegándoles la oportunidad de la interacción social. Los conejos enjaulados individualmente pueden mostrar más comportamientos estereotípicos anormales como roer y mordisquear en exceso los barrotes de su jaula.

Lesiones y enfermedad

Young Spanish rabbits.jpg

Las jaulas están hechas de alambre y a veces tienen lados de chapa metálica. A menudo el suelo es completamente de alambre desnudo. Los machos y las hembras de cría que se mantienen sobre el alambre desnudo a menudo desarrollan llagas en sus patas y corvejones.

La mortalidad de los conejos criados con fines comerciales es muy alta, normalmente con el 100 - 120% de hembras de cría que mueren o son eliminadas y reemplazadas cada año, y pérdidas del 15 al 30% de los conejos de engorde desde el nacimiento hasta el sacrificio. Las enfermedades respiratorias e intestinales son el principal motivo de tan alta mortalidad y causan un dolor agudo. Los conejos son tan susceptibles de enfermar cuando se mantienen en condiciones intensivas que en Francia en 2010 los conejos de granja usaron 7 veces más antibióticos por kilo de carne comparado con las aves de corral y cinco veces más que los utilizados en la carne de cerdo.

Que los conejos sufren en jaulas, y que un cambio a sistemas sin jaulas beneficiaría su bienestar, ha sido reconocido también por representantes de la comunidad científica. Recientemente los veterinarios de AVATMA, han expresado su apoyo al informe de Eck. Leer más. 

Es urgente una legislación europea para proteger a estos animales.


Share this page