News Section Icon Publicado 19/03/2019

El pasado 13 de marzo, la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente publicó el sexto informe Global Environment Outlook (GEO-6) en el que se pide a los responsables de la toma de decisiones de todo el mundo que tomen medidas inmediatas para lograr un planeta saludable con personas sanas.

El informe GEO-6, compilado por 250 científicos y expertos de más de 70 países, aborda problemas ambientales apremiantes para los cuales se necesitan acciones urgentes a fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como otros objetivos ambientales acordados internacionalmente, como el Acuerdo de París. El informe también explora las posibles tendencias ambientales futuras y muestra cómo los gobiernos necesitan implementar políticas efectivas.

La necesidad de dietas sostenibles

El extenso informe concluye que reducir el consumo total de carne, así como adoptar una dieta más basada en plantas e introducir alternativas a la carne basadas en plantas beneficiaría a la salud humana y reduciría sustancialmente la huella del uso de tierras agrícolas para la producción de alimentos.

La carne y los productos lácteos, desde la producción hasta el consumo, tienen grandes impactos ambientales a escala global. Aunque la producción ganadera utiliza el 77% de la tierra agrícola global, las conversiones de energía y proteínas son muy bajas (17% y 33% respectivamente). Esto es enormemente ineficiente. Un menor consumo de carne y productos lácteos no solo reduciría el sufrimiento innecesario de los animales y las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que también ayudaría a prevenir la pérdida de vida silvestre y biodiversidad que están estrechamente relacionadas con la agricultura animal.

Políticas medioambientales transformadoras a nivel global

Acogemos con satisfacción el informe y sus conclusiones sobre las consecuencias medioambientales perjudiciales del sistema alimentario y agrícola actual. Las sugerencias del informe sobre la necesidad de nuevas políticas y medidas mensurables a nivel global están en línea con nuestro llamamiento a un Acuerdo Global para poner fin a la ganadería industrial y promover el desarrollo de políticas de gran alcance. Este es el mensaje que nuestro director general, Philip Lymbery, llevó al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas en julio pasado y a la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente la pasada semana.

“El mensaje es claro y urgente; no estamos en el buen camino para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible. El informe GEO-6 reconoce que debería haber un replanteamiento total de las políticas alimentarias y agrícolas”, dice Duncan Williamson, nuestro Director Internacional de Políticas. “La necesidad de un liderazgo político es apremiante. Los gobiernos y los responsables de la toma de decisiones deben hacer lo que es correcto para el medio ambiente, los animales y la salud humana".