News Section Icon Publicado 05/04/2019

Tras la reciente aparición de toros muertos en distintas playas canarias, las organizaciones Animal Welfare Foundation y Compassion in World Farming hemos solicitado ante las autoridades españolas competentes, la inspección inmediata del Polaris 2, por su posible implicación en la aparición de dichos animales en las costas españolas y la consecuente infracción de las normativas existentes en materia de transporte de animales.

toro muerto médano polaris 2.jpg
Toro muerto en El Médano. Ardiel Rodríguez. YouTube

En los últimos días, diferentes medios internacionales como Independent (prensa inglesa), Bild (prensa alemana) o Schweizer Bauer (prensa suiza), y nacionales como El Español, han mencionado el descubrimiento de al menos tres cadáveres de bovinos adultos en aguas canarias.

El primer cuerpo apareció el 25 de marzo, en El Médano, una playa en el sur de la isla de Tenerife; el día 27, un segundo toro apareció en Galdar, al norte de Gran Canaria y el pasado 29 un tercer toro fue avistado flotando por un pesquero en las aguas que separan la isla de Tenerife y La Gomera. El origen de estos animales es todavía desconocido, pero diferentes medios apuntan al buque de transporte animal Polaris 2, un buque con bandera panameña construido en los 80 para el transporte de vehículos pero que fue reacondicionado para trasladar ganado desde Sudamérica hasta Europa y África.

El buque partió desde Rio Grande (Brasil) el 22 de marzo con destino Izmir (Turquía) pasando por Canarias, donde supuestamente se deshizo de los cadáveres, incumpliendo, si así se confirmara, la legislación actual. Actualmente dicho buque se encuentra en Ceuta donde llegó esta madrugada desde Izmir.

Polaris 2 tiene antecedentes similares ya que en 2016, este mismo buque tuvo que solicitar el muelle en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife después de que se quedó sin alimentos para los animales. Una inspección veterinaria también obligó al sacrificio de 300 bovinos.

En 2017 a Polaris 2 se le prohibió el muelle en las Islas Canarias para reabastecerse de forraje mientras viajaba de Brasil a Egipto. Los locales de tres puertos diferentes en las Islas Canarias se habían quejado del olor desagradable que emanaba del viejo buque. Según la prensa internacional, se entiende que muchos bovinos murieron en el tránsito desde Brasil.

Por este motivo, y dado que cualquier autoridad competente que sospeche de incumplimientos en la legislación de transporte animal o legislación de medioambiente, debe como prioridad, adoptar las medidas necesarias para salvaguardar el bienestar de los animales y averiguar si se incumplió o se está incumpliendo la legislación actual, hemos solicitado a las autoridades competentes que hagan todo lo posible por inspeccionar el buque ahora que se encuentra en puerto español.