Nueva evidencia: brutalidad y maltrato padecido por los animales exportados desde España

News Section Icon Publicado 20/10/2020

toro en interior de camión para exportación

La investigación realizada por Animals International y Animal Welfare Foundation en colaboración con Igualdad Animal y Compassion in World Farming, revela el sufrimiento del ganado expuesto al cruel comercio de transporte de animales vivos desde España y su sacrificio en los mataderos del Líbano, donde no se respetan las recomendaciones de la OIE.

Durante los meses de verano más de 346.000 bovinos y ovinos han sido exportados a países de Oriente Medio y el norte de África, donde no existen leyes para proteger a los animales de la crueldad extrema antes y durante el sacrificio. Muchos de estos viajes no deberían haberse autorizado por superar las temperaturas máximas establecidas en la normativa europea.

Video investigación

ATENCIÓN: Contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad.

346.859 bovinos y ovinos han sido exportados este verano a países no pertenecientes a la Unión Europea para ser sacrificados, padeciendo largos viajes en barco. Libia, Líbano, Argelia, Turquía, Jordania, Arabia Saudí o Marruecos se han convertido en los principales destinos a los que viajan estos animales para ser sacrificados.

La investigación ha podido documentar por primera vez la presencia de animales españoles en mataderos de estos países y cómo son tratados de forma cruel y sacrificados sin aturdimiento, con un corte en el cuello hasta que mueren desangrados. Las nuevas imágenes de la investigación llevada a cabo en el Líbano exponen cómo los operarios de los mataderos donde se sacrificaron animales españoles este verano golpean y meten las manos en los ojos de los animales para inmovilizarles. Entre los animales sacrificados se documentaron varios crotales identificativos españoles.

Un viaje sin garantías

En las imágenes grabadas en los puertos de Cartagena y Tarragona puede verse cómo los operarios recurren a la violencia para obligar a los animales a moverse, cómo los arrastran por las patas repetidamente e incluso les golpean. La investigación muestra además cómo animales cojos o heridos que no está permitido que viajen, son obligados a embarcar a golpes. 

Estas prácticas incumplen el Reglamento de la Unión Europea relativo a la protección de los animales durante el transporte, prohibiendo explícitamente levantar o arrastrar a los animales por la cabeza, las orejas, las patas o los cuernos o manipularlos de modo que les cause dolor o sufrimiento innecesario.

Además la investigación muestra cómo los animales soportan un enorme estrés térmico tras horas de espera en los camiones cuando la temperatura superaba los 34Cº en el puerto de Cartagena. La normativa europea y el Plan del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación estipulan que no debe autorizarse un viaje si la temperatura en el interior del vehículo supera los 30ºC e incluso debe sancionarse si se superan los 35º C.

Destinos lejanos

Actualmente un gran número de animales son enviados desde los puertos españoles a Arabia Saudí, el país más lejano de todos los destinos de exportación y con una temperatura muy elevada. Tras la prohibición de Australia de exportar animales a este país al no poder garantizar su bienestar durante el verano, España y Rumanía, menos estrictos con las normas, han ocupado su hueco comercial.

Por otro lado, Libia, uno de los principales destinos de los animales exportados desde España, se encuentra inmerso en un conflicto armado, por lo que el bienestar de los animales durante la llegada a los puertos tampoco puede garantizarse.

España a la cabeza

España es el primer país europeo exportando bovinos vivos y el segundo, después de Rumanía exportando ovinos. En 2019 las exportaciones de animales vivos aumentaron en un 28% respecto a 2018, ese año fueron enviados 901.392 animales (bovinos y ovinos) vía marítima. Cifras que serán superiores en 2020 debido a que la industria pretende compensar el descenso del consumo interno causado por la crisis de la Covid-19 con las exportaciones.

Patricia de Rada, representante para España de Compassion in World Farming subraya: "España no puede convertirse en un país que cierre los ojos ante la crueldad que ya es inaceptable en otros lugares del mundo y se desentienda del bienestar de los animales que son exportados desde nuestro territorio. Es preciso que dejemos de ser el referente europeo del maltrato animal".

Establo de Europa

España, además, importa animales de toda Europa para engordarlos, entre ellos, terneros con poco valor económico en los países europeos productores de leche. En este caso, en muchas ocasiones a pesar de las pruebas científicas de su débil sistema inmunológico y del hecho probado de que no pueden alimentarse durante el viaje debido a sistemas de suministro inadecuados de los camiones, los terneros que aún están sin destetar se transportan hasta España con poco más de 15 días de vida; sufriendo enormemente durante el viaje por carretera.

España les engorda y, o bien, son sacrificados aquí, o bien, son enviados vía marítima a terceros países para ser sacrificados con métodos que no serían aceptables en territorio europeo. 

Mientras el consumo de carne desciende cada año en España, las exportaciones no dejan de aumentar para compensar ese descenso y además seguir creciendo.

Actualmente se está negociando para exportar animales vivos a Armenia, Venezuela, Uzbekistan, Indonesia, Colombia, Perú, Taiwan, Sri Lanka, Argelia o Cabo Verde.

Comisión Europea

La propia Comisión Europea reconoce en el informe realizado a finales de 2019 que existen deficiencias identificadas en este tipo de transportes de larga distancia por mar y carretera y que no se puede garantizar el bienestar de los animales.

A nivel mundial, más de 2.000 millones de animales de granja padecen viajes de larga distancia cada año, como una forma de transportar carne viva. Miles mueren durante el trayecto y son tirados por la borda apareciendo en las playas.

Un movimiento unido

Compassion in World Farming coordina cada año el Día Internacional de Concienciación #StopLiveTransport #BanLiveExports, cuyo objetivo es involucrar al público en la campaña para poner fin a las exportaciones de animales vivos. En 2020, más de 112 organizaciones participaron con 31 millones de vistas de tuits en 37 países de todo el mundo, y la petición dirigida a la Comisión Europea iniciada por CIWF cuenta ya con más de 95.600 firmas.

Globe

Estás utilizando un navegador obsoleto no soportado por nuestra web. Actualiza tu navegador para mejorar la experiencia de navegación y seguridad.

Si tienes más preguntas con respecto a éste, o cualquier otro asunto, contacta con nosotros en contacto@ciwf.es. Nuestro objetivo es responder a todas las consultas dentro de dos días hábiles. Sin embargo, debido al alto volumen de correspondencia que recibimos, en ocasiones puede llevar un poco más de tiempo. Por favor, ten paciencia con nosotros si este es el caso. Alternativamente, si tu consulta es urgente, puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono +34 659 100 585 (L a V de 9h a 17h)